Abdominoplastia - "Tummy-Tuck"

Tamaño letra:
RINOPLASTIA. Cirugía de nariz.
Con la abdominoplastia se pretende corregir los diversos factores que alteran la forma del abdomen: disminuir el exceso de grasa, retirar el exceso de piel (en muchas ocasiones con estrías) y reafirmar la pared del abdomen (músculos y fascias) que presenta laxitud debido a la falta de ejercicio o a la exigencia generada por embarazos previos.
 
Generalmente implica la presencia de una cicatriz residual que si bien puede dejarse ubicada de tal modo que su ropa interior la oculte, puede ser un factor importante a considerar a la hora de aceptar la cirugía. Igualmente en muchos casos es necesario reubicar su ombligo después de haber resecado y estirado la piel de su abdomen.
 
 

 

 

Después de la cirugía. Abdominoplastia - "Tummy-Tuck"

La cirugía tiene una duración que oscila entre 3 – 4 horas. Con frecuencia se opta por dejar a la paciente hospitalizada durante la primera noche para hacer una vigilancia más estrecha de la evolución inicial.
 
Debe permanecer en flexión de las caderas y rodillas durante los primeros tres días, de modo tal que cuando se levante de su cama (desde el primer día, con ayuda) deberá tener el tronco inclinado hacia delante para no generar mucha tensión en el área intervenida. NORMALMENTE NO ES UNA CIRUGIA EN LA QUE LAS PACIENTES REFIERAN DOLOR IMPORTANTE EN EL ABDOMEN. Más bien, la principal molestia se deriva de la posición recomendada para los primeros dos días que puede llevar a espasmo y molestias en la espalda.
 
Posiblemente se le dejará algún tipo de sistema para drenaje, el cual permanecerá durante un período de tiempo variable (5-10 días).
 
Una vez hayan pasado por lo menos 8 semanas usted estará en posibilidad de hacer ejercicio, habiendo retomado previamente las actividades cotidianas que usted tenía antes de la cirugía.

 

Derechos Reservados © 2013 - Dr. Juan David Londoño Villa.
Hosting y Diseño:  axxonev.com axxonev.com