Aumento de glúteos

Tamaño letra:
RINOPLASTIA. Cirugía de nariz.
La cirugía de glúteos involucra tanto las modificaciones en tamaño y forma como la corrección de alteraciones en el contorno y posición de esta importante zona anatómica.
 
Para tal fin, los cirujanos plásticos contamos con dos importantes herramientas quirúrgicas: la inyección de su propia grasa en los glúteos (lipoinyeccion glútea) y los implantes glúteos. Mediante estas dos técnicas y con algunas variaciones, se trata de generar un cambio positivo en el contorno corporal.
 
A pesar del concepto erróneamente difundido de la poca durabilidad del resultado luego de una lipoinyeccion glútea, diversos estudios han demostrado que con una adecuada técnica se pueden lograr resultados bastante positivos y duraderos.
 
El costo de la cirugía será variable, según la marca especifica de implante a usar y según las variaciones en la técnica quirúrgica que se utilice dependiendo del caso en particular.
 
En relación con los implantes glúteos cabe anotar que a pesar del concepto común relacionado con la poca naturalidad del resultado al usar esta alternativa, realmente pueden obtenerse cambios completamente naturales, si así se quiere, cuando el implante tiene un volumen adecuado para la anatomía de la paciente y está ubicado en un plano que logre camuflar los contornos del mismo. La vía de abordaje utilizada es la inter glútea (incisión en el surco presente entre ambos glúteos).
 
Los implantes ubicados dentro del músculo glúteo mayor normalmente generan resultados más naturales y están relacionados con una menor incidencia de encapsulamiento del implante. Durante el acto quirúrgico se usaran probadores estériles para verificar el tamaño de implante que mejor se ajuste a sus expectativas y a la permisividad de sus tejidos.
 
 

 

Después de la cirugía. Aumento de glúteos.

Su cirugía se realizará bajo anestesia general. El procedimiento tiene una duración que oscila entre 2 y 3 horas. Luego de una hora y media de recuperación se puede dar de alta a la paciente para continuar el postoperatorio de forma ambulatoria.
 
Generalmente se recomienda una serie de medicamentos que buscan disminuir el riesgo de infecciones y ayudan a controlar el dolor. Se recomienda el uso de un calzón especial durante un periodo de tiempo variable. Igualmente es importante la aplicación de hielo, dentro de una bolsa plástica y envuelto en un pañuelo o toalla delgada hasta que se derrita, con periodos de descanso de una hora para luego volver a comenzar, durante las primeras 48 horas después del acto quirúrgico. Posteriormente, se suspende el hielo y se inicia la aplicación de compresas calientes, evitando mojar la curación de la herida quirúrgica.
 
La posición para dormir será boca abajo o de lado. Si en su caso se ha utilizado algún tipo de drenaje, es importante que usted este evacuando el líquido drenado por lo menos cuatro veces al día. Para esto, debe retirar el tapón del reservorio, retirar su contenido y comprimir de nuevo el reservorio antes de taparlo de modo tal que se sostenga colapsado por si solo. Durante sus revisiones posquirúrgicas se determinará el momento más adecuado para retiro de puntos, inicio de masajes, etc. Una vez haya culminado este proceso inicial, usted retornará a su vida habitual donde podrá ser la envidia de otras mujeres que aún no han recibido los beneficios de este tipo de cirugía.
 
Es poco frecuente la presencia de complicaciones luego de esta cirugía. Sin embargo, avísenos en caso de crecimiento exagerado del glúteo (principalmente si es de un solo lado), sangrado abundante a través de la curación, enrojecimiento alrededor de la herida, presencia de morados que se extiendan incluso por fuera de la zona del calzón.
 

 

Derechos Reservados © 2013 - Dr. Juan David Londoño Villa.
Hosting y Diseño:  axxonev.com axxonev.com